Estrategia de contenidos: claves para acertar

Una estrategia de contenidos es el elemento diferenciador en el entorno online tan competido y en el que los usarios son más críticos a la hora de buscar la mejor opción para resolver situaciones del día a día. El buen contenido es traducible a ingresos y es imprescindible que la estrategia sea la acertada. Ahora bien, son varios los aspectos a tener en cuenta para realizar el mejor marketing de contenidos; te los explicamos a continuación.

Elección del tipo de contenido

El tipo de web determinará el tipo de contenido que hay que elegir para potenciar un site o app. Es muy común abrir un blog para empezar a subir artículos relacionados con la temática general del resto del site pero esta no siempre será la mejor opción. En función del tipo de página o aplicación que se quiera tener habrá que tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Blogs: contenido relacionado con tendencias, noticias, novedades, opiniones, reviews, etc. El único requisito es que sea de la temática afín para poder trabajar la autoridad.
  • E-commerces: pequeñas piezas de contenido que apoyen los productos o servicios ofrecidos. Una vez realizado este contenido es valorable hacer un espacio de entradas o blog.
  • Webs de servicios: recomendable trabajar a través de contenido que explique qué se ofrece en las páginas que tengan que tener más peso. Adicionalmente también tener en cuenta a futuro un blog tras el primer paso de trabajo.
  • Plataformas: en casos en los que se dependa de la interacción del usuario (como por ejemplo un foro) será importante introducir contenido que fomente la participación del resto. En estos casos habrá que pensar contenido relacionado con necesidades del usuario y obviamente no en formato de artículo o texto largo. Un caso práctico para un foro sería ir creando hilos y respuestas de usuarios ficticios que fomenten la participación.

 Target = Temática

¿A quién queremos llegar? ¿Qué les gusta? ¿Qué necesitan? ¿Qué podemos aportar? Algunas de estas preguntas son ejemplos para plantearse  la definción del contenido que puede interesar a aquellos usuarios que usen la aplicación o web. Por ejemplo, empezar una web que haga reviews de los últimos conciertos en Madrid no puede ser la idea más interesante ya que no conseguirá atraer demasiado interés. Ahora bien, empezar por un contenido a modo de agenda para informar de los conciertos que hay en Madrid y valorar las últimas novedades musicales de la capital puede ser una mejor manera de conseguir llegar a un público más amplio

Contenido de calidad y original

Regla de oro. Un contenido bueno y único será el signo diferenciador de una correcta estrategia de contenidos. Para conseguirlo, hay que tener en cuenta estos dos puntos:

  • Aportar valor. Cualquier pieza de contenido ha de aportar algo; una conclusión, una valoración, una característica, etc. En definitiva, hay que ir más allá de la recopilación de información. Aquello que aporte un contenido será el valor que este tenga. Este aspecto es muy importante a la hora de entrar en estrategias que ya hayan trabajado otros: hay que mejorar lo que ya haya aportando valor.
  • Orientación al usuario. Seguramente que en algún momento has accedido a una web en la que el contenido es algo robotizado, no explica nada, o simplemente es una suma de palabras sin sentido. Prácticas como el contenido automatizado o los textos generados por softwares no son viables (al menos aún a día de hoy) al ser algo que al usuario le impactará de manera negativa. Al valorar un contenido hay que ponerse en la piel del usario y pensar, ¿es esto lo que querría encontrar aquí?.

Plan de difusión

Podemos tener el mejor contenido del mundo pero si no conseguimos darle el alcance necesario es posible que el esfuerzo sea en vano.  Además de la propia estrategia de creación de contenido habrá que considerar darle la visibilidad que permita optimizar el rendimiento.

Las redes sociales son el canal principal, tanto de manera orgánica como de pago (de hecho te lo comentamos también en este otro artículo). Hoy en día es posible encontrar una o varias que se ajusten a cada tipo de negocio para aprovechar la inversión en la creación en contenido. También, la estrategia adecuada favorece la aparición en buscadores (Google y Yahoo principalmente) y con ello la posibilidad de obtener una gran cantidad de visitas. El último punto a considerar son las campañas de emailing o publicitarias.

Objetivo

Y después de conseguir llegar al máximo de público habrá que transformar el rendimiento en ingresos. La orientación del usuario a que realice determinadas acciones (compras, contrataciones, formularios, etc.) han de ser el foco principal orientando el contenido a la conversión deseada en cada caso).

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *